EL PLANETA VERDE

Blog sobre cuestiones medioambientales para el CAP 2006/07 de la Universidad de León.

lunes, noviembre 13, 2006

¿A qué huelen las nubes?

Muchas veces, las nubes nos estropean una jornada soleada de ocio al aire libre. Otras veces, nos regalan un inesperado aguacero. En invierno, muchos días seguidos de cielos cubiertos, nos deprimen. A pesar de ello, todas las nubes tienen su encanto. Tiñen el cielo de colores sorprendentes y lo hacen más bonito e interesante, si cabe, para el observador que lo sabe apreciar. He aquí, el atardecer más bello que he visto en mi vida.

Puerto de La Coruña. Septiembre 2005.

LAS NUBES.

Las nubes son masas visibles formadas por gotitas de agua o cristales de hielo en suspensión. Estas partículas se forman por el enfriamiento del aire, ya que el vapor de agua, invisible, se condensa.

La formación de nubes depende fundamentalmente de:
- La temperatura. Si es inferior a la de congelación, se crean por cristales de hielo. Si por el contrario, el aire es más cálido se forman gotitas de agua.
- El movimiento de aire asociado. Si el aire está en reposo, las nubes aparecen en capas o estratos, mientras que si hay fuertes corrientes verticales, las nubes presentan desarrollo vertical.

En función de la altura a la que se encuentran y su aspecto visual, se clasifican en:

A) NUBES ALTAS. En latitudes medias, aparecen a más de 5 km.

1. CIRROS. Son blancos, transparentes y sin sombras internas. Parecen filamentos largos y delgados. Su distribución suele ser regular, en forma de líneas paralelas, bien rectas o sinuosas. A veces, estos filamentos tienen una forma embrollada. El cielo tiene aspecto de haber sido cubierto a brochazos. Los cirros en el cielo indican la aproximación de un frente frío. En las próximas 24 horas habrá un cambio brusco del tiempo, con descenso de la temperatura.


2. CIRROCÚMULOS. Forman una capa casi continua con aspecto de superficie con arrugas finas y formas redondeadas como pequeños copos de algodón. Son blancas y sin sombras. Con ellas suele decirse que el cielo está aborregado. Suelen aparecer con los anteriores e indican un cambio en el tiempo en las próximas 12 h. Suele preceder a las tormentas.



3. CIRROESTRATOS. Parecen un velo y no se distinguen detalles de estructura. A veces presentan un estriado largo y ancho. Sus bordes tienen límites definidos y regulares. Producen un halo en el cielo alrededor del Sol o de la Luna. Suelen suceder a los Cirros y suelen predecir la llegada de mal tiempo por tormentas o frentes cálidos.




B) NUBES MEDIAS. Entre 2 y 5 km.

1. ALTOCÚMULOS. Parecen copos medianos e irregulares, con sombras entre ellos. Tienen ondulaciones o estrías anchas en la parte inferior. Suelen preceder al mal tiempo producido por lluvias o tormentas.


2. ALTOSTRATOS. Son capas delgadas de nubes con zonas más densas. Normalmente se puede ver el sol a través de ellas. Suelen presagiar lluvia fina y pertinaz con descenso de la temperatura.



C) NUBES BAJAS. A menos de 2 km.

1. NIMBOSTRATOS. Son una capa regular de color gris oscuro con diferentes grados de opacidad. A veces tienen un aspecto ligeramente estriado. Son típicas de lluvia de primavera y verano y de nieve durante el invierno.



2. ESTRATOCÚMULOS. Son amplias ondulaciones, como cilindros alargados. Se pueden presentar como bancos de gran extensión. La intensidad de gris varía. Normalmente no producen lluvia, salvo cuando se transforman en Nimbostratos.



3. ESTRATOS. Parecen un banco de neblina grisáceo. No poseen una estructura definida o regular. Presentan manchones de diferente grado de opacidad y variaciones de la coloración gris. En otoño e invierno dan un aspecto triste al cielo durante todo el día. En primavera y principios de verano aparecen durante la madrugada y después se dispersan, indicando buen tiempo.




D) NUBES DE DESARROLLO VERTICAL.

1. CÚMULOS. Presentan una base horizontal y en la parte superior protuberancias verticales de gran tamaño que se deforman continuamente, con aspecto de coliflor de gran tamaño. Corresponden al buen tiempo cuando hay poca humedad ambiental y poco movimiento vertical del aire. Si existe alta humedad y fuertes corrientes ascendentes, los Cúmulos pueden crecer y originar tormentas y aguaceros intensos.



2. CUMULONIMBOS. Tienen gran tamaño y apariencia masiva, con desarrollo vertical muy marcado. Parecen farallones montañosos cuya cúspide puede tener la forma de un hongo de grandes dimensiones. Su estructura es lisa o ligeramente fibrosa con diferentes intensidades del color gris o cerúleo. En la parte superior pueden tener cristales de hielo de gran tamaño. Son las nubes típicas de las tormentas intensas pudiendo llegar a producir granizo.


E) OTRAS NUBES.

1. NUBES POLARES ESTRATOSFÉRICAS (PEC).


2. NUBES POLARES MESOSFÉRICAS (PMC) o NUBES NOCTILUCENTES.


Con estas nociones básicas ya puedes intentar averiguar qué tipo de nubes tienes sobre tu cabeza... Prueba!
Por cierto, como rezaba aquel anuncio televisivo, las nubes no huelen. El agua es inodora, no?

2 Comments:

  • At noviembre 14, 2006 9:36 a. m., Anonymous Bicho raro said…

    Me suenan mucho las fotos. Tu blog es muy interesante e instructivo. Sigue así.

     
  • At noviembre 15, 2006 4:40 p. m., Blogger Raquel said…

    ¡Qué fotos tan chulas!
    Ya se me habían olvidado algunos nombres. Volveré a fijarme en el cielo cada día (como hace un par de años de camino a la facultad)para distinguir todos los tipos de nubes que me vaya encontrando.

     

Publicar un comentario

<< Home